Conservas vegetales: 5 cosas que debes saber - comedum
1035
post-template-default,single,single-post,postid-1035,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Conservas vegetales: 5 cosas que debes saber

Conservas vegetales: 5 cosas que debes saber

Quizás cuando piensas en conservas no te vengan a la cabeza las conservas vegetales y lo primero en que piensas sea el atún, las anchoas, berberechos… u otras conservas de mar. Pero no hay que olvidar que no son el único producto que encontramos en conserva. Hoy te contamos 5 cosas que tienes que saber sobre las conservas vegetales para que las descubras un poco más.

No te preocupes por la fecha de caducidad

Las conservas vegetales, como cualquier conserva en general, tiene una caducidad muy larga. Algunas pueden durar en el almacén hasta 5 años. Pero sabemos que no te resistirás y durarán bastante menos en el estante.

Además de prácticas, son saludables

Que las conservas vegetales son prácticas se ve a primera vista: con solo un pequeño gesto tenemos vegetales preparados y listos para cocinar o incluso para consumirlos directamente. Pero además son saludables, puesto que está preparada con uno de los métodos de conservación más naturales que hay. Éste permite conservar los nutrientes y no altera su textura ni su sabor.

pimiento rojo cortado a rodajas

Se remontan a muchos siglos atrás

Conservar los alimentos ha sido algo que toda cultura ha tenido presente, aunque las técnicas hayan cambiado a lo largo de los años, gracias a los avances científicos y tecnológicos. Si nos remontamos a la Edad Media, conservaban las olivas en salmuera y la fruta con miel.

Si os pica la curiosidad, podéis leer más datos en el siguiente artículo.

Sabores para todos los gustos

Alcachofas, grelos, guisantes, brotes de ajo, pepinillos, olivas… Hay mucha variedad, tanto de legumbres, como de verduras y hortalizas. Hay conservas vegetales para todos los gustos. Sin duda, nosotros nos quedamos con los pimientos de la Isla y los espárragos blancos, dos de nuestros productos estrella.

espárragos blancos, una de las conservas vegetales

Fáciles de usar en cocina

Las conservas vegetales son una buena manera de introducir vegetales en los platos del día a día o incluso en los platos más gourmet. Las legumbres, por ejemplo, ahorran el tiempo de cocción, sin perder calidad ni sabor.

Una idea sencilla pero deliciosa es hacer hummus, ya sea de forma clásica, con garbanzos, o incluso con lentejas u otras legumbres. Para que esté aún más rico y añadirle un punto de sabor, se puede añadir pimiento asado (también en conserva). Verás que la combinación es excelente. Incluso se puede hacer al revés, rellenar el pimiento asado de hummus. ¡Es un entrante ideal!

Para que no os falten ideas, os damos otras pocas, esta vez con espárragos blancos. Con un solo producto, se pueden hacer miles de combinaciones, pero nosotros te recomendamos 3 de ellas: Espárragos blancos a la flamenca, con vinagreta de tomate, o con jamón, patata y salsa holandesa.